20100215

All you need is love...

Las semanas iban pasando en una rapida sucesion de minutos, horas y dias, casi sin que Beto se diera cuenta del tiempo. Su vida habia dado un giro de 180 grados. Su libro habia vuelto a cobrar vida y avanzaba a buen ritmo. Conciente o inconcientemente, Beto estaba contando la historia de las idas y venidas de Camila en su vida. Incluso estaba usando sus mismos nombres, mientras pensaba en otros mas comerciales. A pesar de que se daba cuenta de que necesitaria trabajar mucho para hacer de esa historia algo publicable, le daba placer escribirla. Sentia que en cierta forma era un libro que tal vez le gustaria a algunos, pero que en el fondo el solo lo escribia para Camila. Era por ella que en unas cuantas semanas su vida habia cambiado tanto. Se despertaba temprano, mas que nada para escribir. Llevaba una vida ordenada y tranquila, pasando mucho tiempo con ella, paseando, tomando cafe y conversando, viendo peliculas en el cine o tiradotes en su cama con un tazon enorme de canchita. Incluso se habia metido en un taller de narrativa, a pedido de ella. Unas cuantas semanas de vida ordenada habian acabado con sus ojeras, y el comer sano y a sus horas le habia perfilado un poco el rostro, y habia disminuido su barriga. Ir al gimnasio era el siguiente paso logico, pero Beto era demasiado flojo para el ejercicio, y no pasaba de unos cuantos abdominales antes de entrar a la ducha. Pero era suficiente para el, que estaba redescubriendo lo que es tener una vida feliz.
De la mano de Camila habia vuelto a muchos lugares que habia evitado por años, justamente por estar plagado de recuerdos de la entonces fugitiva. Eran lugares que simplemente dolian. Lugares que a el le gustaban mucho, como uno que otro cafe en particular, pero que despues de haberlos compartido con Camila habian cambiado, y eran insoportables en su ausencia. Pero ahora los habia recuperado y eran mas increibles de lo que lo habian sido antes. Cada tarde con ella era una sucesion de conversaciones y de planes que envolvian a Beto en un torbellino de sensaciones y emociones del que no queria salirse. No podia negarle nada a Camila. Bueno, casi nada. La unica nube en esos dias habido sido cuando Camila quiso tomar las llaves que Paloma le habia tirado a Beto el dia de la llamada que inicio todo. Beto se las quito de las manos y le dijo que le iba a sacar una copia para ella. Algo que hizo casi inmediatamente, pero no antes de que Camila viera el nombre en el llavero, y sintiera una oleada de celos. Ella sabia bien que entre Beto y Paloma no habia mas que una amistad muy profunda, pero igual la molestaba mucho. Tenia un cierto sentimiento de pertenencia sobre Beto que no le permitia compartirlo con nadie, mucho menos con Paloma. Sabia que Beto no la habia vuelto a ver en todo este tiempo, pero que habian hablado por telefono y que siempre se encontraban en el internet. No le molestaba que Beto tuviera amigos... pero le preocupaba que esa amiga la odiara. Ironicamente no le preocupaba que el sentimiento fuera mutuo, asi era ella. Estaba acostumbrada a odiar a ciertas personas, pero no que la odiaran a ella. Tal vez tendria que encarar a Beto sobre todo esto, pero no por ahora.Por ahora eran felices y eso bastaba.
Y asi seguian pasando los dias en la vida de un nuevo Beto, que redescubrio algo que ya sabia, pero que casi siempre trataba de ocultar: su vida siempre habia estado incompleta, salvo honrosas ocasiones en que ese "algo" habia estado muy presente. Ocasiones en que, como ahora, la vida de Beto estaba completa y valia la pena vivirla... vivirla a plenitud, sacandole el jugo a cada instante, simplemente siendo feliz. Y a pesar de que Beto pensaba que todo esto era obra y gracia de Camila, estaba completa y rotundamente equivocado. Camila no era lo que completaba la vida de Beto. Era lo que ella representaba en su vida. Amor, simplemente amor. El amor que Beto dia a dia le profesaba a Camila, el amor (tal vez no del mismo tipo que el suyo, pero amor al fin y al cabo) que Camila le daba a el. Porque todo lo que Beto necesitaba, pero al mismo tiempo se negaba, era amor. Los Beatles no pudieron decirlo mejor, "All you need is love... love is all you need". El amor era Camila y Camila era el amor, y con esa la vida de Beto habia entrado a una era de esplendor...
Un falso esplendor tal vez, ya que el mundo esta siempre en movimiento... porque Camila y Beto, unidos como nunca antes, seguian siendo igual de diferentes, y el sentimiento que estaba creciendo en ellos (o hasta donde sabemos por ahora, en Beto) los iba a asustar un poco y vendrian momentos dificiles para ellos. Ninguna historia de amor es color rosa... y esta no es la excepcion. Porque es justo cuando todo va mejor que los problemas empezaran nuevamente para Beto y Camila...
Porque siempre Camila se puede encontrar con un ex y Beto conocer a una chica increible donde menos se lo podia esperar...

No hay comentarios.: